RODRIGO DEL CAMPO

INICIO BIOGRAFÍA BIOGRAPHY CONVERSEMOS 20' CONTACTO Login

Riesgos Más y Menos Riesgosos

Jul 31, 2021

Un error común entre muchos ejecutivos y líderes es concebir al riesgo como algo inherente a cada fenómeno o situación y considerar que el mejor enfoque para su gestión es identificarlos, cuantificarlos y evitarlos.

Sin embargo, la experiencia muestra una y otra vez que los riesgos no son igualmente riesgosos para todas las personas, equipos u organizaciones.

Por ejemplo, recientemente conversaba con un emprendedor cuyo negocio se basa en la adquisición de propiedades con problemas legales. Por lo tanto, para esta persona y su organización el riesgo de enfrentar un juicio, que suele aterrar a la mayoría de las personas, era simplemente parte de su día a día. Su organización consistía, fundamentalmente, de un equipo legal de 6 a 7 personas, que manejaban, en cualquier momento dado, unos 30 a 40 juicios, con una tasa bastante estable de éxito y fracaso.

Para esta persona, ser demandado y enfrentar un juicio es algo que, aunque nunca llega a ser agradable, simplemente es parte del día a día del negocio.

Es más se puede argumentar que la esencia de los negocios es tomar problemas que para otras personas pueden ser o parecer abrumadores (o, simplemente, que no tienen solución) y convertirlos en algo gestionable, dentro de parámetros muy manejables, que permitan generar un margen de utilidad.

Para aprovechar estas oportunidades, los líderes organizacionales deben enfocarse no tanto en los riesgos, sino en las capacidades instaladas o adquiribles por parte de su organización. Estas capacidades normalmente son una combinación de inversiones de capital (por ejemplo, una máquina), competencias individuales (operar la máquina) y procesos operacionales y administrativos (qué ocurre antes y después de que el producto pasa por la máquina o el conjunto de máquinas en una línea de fabricación o de producción de servicios).

Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer como líderes no es tener la esperanza (inútil, por lo demás) de enfrentar menos riesgos, sino enfocarnos en cuáles son nuestras capacidades a nivel individual, de nuestros equipos y de nuestra organización como un todo. En la medida que desarrollamos e instalamos capacidades mejores que las de nuestros competidores para responder a las expectativas y desafíos de nuestros stakeholders, construiremos ventajas competitivas sostenibles.

Close
Déjanos tu información de contacto y te responderemos muy pronto.